pancho-cespedes-1a-07-09

La Dulce Locura de Pancho Céspedes

August 28, 2011 por Cynthia Bagué - 2 Comments

¿En qué momento ciertas canciones se nos meten en el cuerpo y ya no quieren salir?

Es posible que no haya respuestas y al acudir a la poesía sólo encontremos más preguntas. Que son las que valen siempre. Por ejemplo, ¿has sentido como si la vida te obligara a usar alas que no vuelan lejos?

A mediados de los 90, la leyenda de un hombre recién salido de Cuba circulaba en las conversaciones de todos los que gozamos la vida nocturna de la Ciudad de México. Francisco Céspedes –o Pancho, como se le conoce entre amigos y admiradores- había acudido más de treinta días seguidos a Warner Music para lo recibiera el director artístico de la empresa. El cantautor cubano cargaba un forro de guitarra destartalado que le había acompañado en su viaje desde la isla y un manojo de canciones a las que le había puesto toda el alma.

¿Qué distinguía a Pancho de tantos otros?

Al cantar haciéndose acompañar de la guitarra, su voz transparentaba la fibra de la que están hechas sus canciones: un amargo dulzón, un sabor moreno en su pecular fraseo. “Pensar en ti” fue el tema que lo llevó a conquistar la fama.

“Nunca había visto $100 juntos”, confesó con su mirada aqua.

Pancho no volvió a ser el mismo. Con la ayuda de algunos amigos que amaban su talento, se metió a un pequeño estudio para interpretar las canciones más hermosas que había escrito a lo largo de su vida. “Vida Loca” recogía once temas que narran las pasiones de un hombre que no tiene más riqueza que su música.

Poco más tarde, los famosos se reunían para escucharlo cantar en vivo en un lujoso restaurante de la capital mexicana: de María Félix a Bárbara Streisand, todos demostraban su admiración por aquel hombre.

“Vida vida, vida toda, vida tanta, vida llegas y me abrazas, vida entonces llegas vida”.

 

Al escuchar a Pancho, formas parte de ese homenaje a las pasiones humanas, al viaje de enfrentarse a la soledad, al desasosiego, pero también a la redención a través del alivio poético. Pocos discos como Vida loca han sido escritos con tanta integridad. No se destaca por sus cuidados de producción, pero su sencillez es tan evidente como honesta. La vida que corre en cada tema y te acompaña.

Se dice que a Pancho nunca le fue fácil manejar la fama. Su internacionalización fue tan espontánea que así mismo paró. Pero su música no se detuvo nunca: Vida Loca lo puso de inmediato en el corazón de muchos.

Hoy Pancho continúa su marcha con un nuevo disco, Dicen que el alma, motivo de un show en vivo. Según el cantautor, su carrera está más saludable que nunca. Aún no he visto su nueva presentación, pero en su música me hace recordar que debo desafíar el destino y ponerme las alas más grandes cada vez que voy a emprender un nuevo vuelo.

 

Nota original publicada en  http://www.bluemonkblog.net

Mi entrevista en TVYNovelas http://bit.ly/ohHuUe