Unknown

De Palabras y Canciones

May 2, 2012 por Cynthia Bagué - 2 Comments

Posiblemente eres una de esas personas que escuchas la melodía de una canción y tardas en enterarse de lo que trata la letra. No te culpo. La música suele ser más generosa, más humilde, más noble.

www.wix.com/aydeecusa

La música acompaña y se genera de manera espontánea con tan sólo caminar. Un insinuante bajo se siente hasta en un susurro del viento. O repercute —bum, bum, bum— de un modo casi silencioso dentro de ti, de ese corazón que no engaña y que siempre da paso para que una melodía fluya por las arterias, acompañando la sangre. Incluso sin moverte, tu cuerpo responde a la música generando su propia música.

En efecto, si escuchas con atención, siempre que te fundas con ese alguien que te acompaña íntimamente, los sonidos también se vuelven música. Y hay músicas tan perfectas, de hecho, que muchas veces las palabras salen sobrando. Por eso es el lenguaje universal.

http://www.wix.com/aydeecusa/photography

Pero las palabras también tienen una fuerza primigenia, y acaso por eso deberíamos ser un poco más selectivos con lo que escuchamos. Porque en las canciones que se hacen nuestras hay mundos que se transforman todos los días: de una cultura a otra, en idiomas diferentes y en sentidos tan diversos. Las canciones pueden acompañarnos en nuestras tristezas, pueden ser testigos de una maravillosa velada, o transformar un mal día, revelándonos la esperanza a través de la letra de una canción.

Hay tantas cosas que a veces somos incapaces de decir y, de pronto, descubrimos una canción que describe exactamente un sentimiento, lo desnuda, lo escrudiña, lo convierte en luz. Cada palabra logra meterse en nuestra cabeza y sale en forma de suspiro, acaso una lágrima. Esas palabras pueden lograr tantos efectos: enamorarte, destrozarte, redimirte, o regalarte paz.

Muchas veces, cuando he conocido a un compositor que admiro, ya sea por alguna o varias de sus canciones, siempre me pregunto: ¿estará a la altura de sus pensamientos?, ¿se habrá dado cuenta de lo que sus palabras generan?

Creo que es un poco rudo medir a un artista con su propia obra. Con el paso del tiempo he ido aprendiendo a no esperar nada de ellos; tan sólo a agradecer; agradecer que tuvieron quizá un momento de iluminación, de inspiración, o como quiera que le llamen a ese instante en que han sido capaces de generar algo que casi siempre es superior a ellos mismos.

Las buenas canciones son historias vívidas que no mueren, porque son capaces de superar el tiempo y el espacio. Son obras que dan aliento cuando parece que lo has perdido todo. Algunas te darán alegría, te invitarán a una fiesta, harán que se desahogue tu corazón. Pero siempre te contarán historias que, tarde o temprano, se harán tuyas y mías.

Pero hay que abrirse a ellas, para lograr abrazar los sentimientos que se esconden en sus tejidos, sentir la poesía de los silencios, enamorarte de las palabras que pudiste haber dicho y que, de no haber sido por alguien a quien se le ocurrió escribirlas, quizás habrían quedado en el olvido.

Cuando una canción logra superar a quien la escribió y conectarse profundamente contigo, tiene vida propia. Y es justo en ese instante cuando la obra adquiere sentido. Lo demás son promesas en el viento…

 

Nota original publicada en  http://www.bluemonkblog.net

Foto Principal: www.chromaticblues.com